Make your own free website on Tripod.com

LA ACTUALIDAD DEL HIPISMO

JAIME CASAS

EDITORIAL

TREN SELECTIVO

Leer anteriores

ESTADÍSTICAS

Han sido muchas las reacciones que hemos recibido sobre lo que escribimos en la edición del 10 de Enero en nuestra columna, con duras críticas a la Comisión de Carreras. No han faltado comentarios de apoyo en muchos que, como nosotros, comparten el sentimiento de que es necesario un cambio urgente de rumbo dejando atrás manipulaciones y caprichos. En contraste, recibimos aireados reclamos de parte de integrantes de la comisión y directivos de Asoprorín, quienes por supuesto se sienten afectados por las opiniones que reflejamos en nuestra revista.
@@@
Ya ofrecimos el justo espacio para el derecho a réplica, sin limitaciones más allá de las propias de un medio impreso. Al margen de esto, nos toca hacer una rectificación por un grave error que cometimos, cuando afirmábamos que la Copa "Templado" fue aprobada siendo su co-propietario, Enrique Llorente, miembro de la Comisión de Carreras. Ciertamente aceptamos la ligereza inconsciente de tal afirmación, pues debimos haber dicho que fue propuesta (no aprobada) con Enrique Llorente aún como miembro, pero la aprobación llegó unas dos semanas después -al menos así lo reflejan las actas- de que Llorente había renunciado. La carta pidiendo la copa para Templado, de acuerdo a lo afirmado por Enrique Llorente, fue presentada por su socio Miguel Ángel Riccio, aunque seguimos sin entender por qué la solicitud se hizo justo estando Llorente en la comisión, cuando los logros de Templado fueron logrados entre 1995 y 1997.
@@@
Entendemos que nuestra opinión puede sonar dura y que afectamos intereses, pero debemos nuevamente dejar en claro que el ataque personal nunca ha sido nuestro norte. Más de una vez hemos escrito que consideramos que los integrantes de la Comisión de Carreras son hípicos valiosos, que individualmente le han aportado mucho a la actividad, pero que en este caso cuestionamos su labor cumplida al asumir una responsabilidad del calibre de la de ser parte de una Comisión de Carreras, ente desde siempre poco publicitado pero de enorme importancia para el presente y futuro del espectáculo hípico. Nuestro respeto a estas personas se mantiene invariable, pero lo que ha sucedido y las faltas cometidas no son cualquier cosa ni pueden tomarse a la ligera. En primer lugar anteponemos nuestro interés hípico que el personal o el económico: nada gano ni pierdo (perdonen la primera persona, pero en este caso es necesario) con los cambios que puedan hacerse o no en la programación, pero asumí una responsabilidad en la que es prioridad defender al hipismo y sus valores y es por ello que escribí lo que escribí, sin meditar las enemistades que me pueda crear.
@@@
Ningún argumento tendríamos para cuestionar, como persona o como profesional, a un Enrique Llorente, un Mauricio Azar, a Luigi Miglietti o a Alberto Fraíno, por nombrar sólo a algunos de los que han integrado la Comisión. Al contrario, los hemos respetado y valorado en su justa dimensión por sus aportes al hipismo, pero no por ello podemos pasar por alto lo que consideramos un error de su parte al aceptar la responsabilidad de conformar la comisión de carreras: las pruebas, con el reflejo de las contradicciones, caprichos y desaciertos están ahí, no las inventamos nosotros, y en esa falta incurrió la Comisión de Carreras.
@@@
Criticamos, y siempre lo haremos, a aquellos que se desprenden tan fácilmente de las luchas o los compromisos: simplemente "renuncio" o "me alejo" y "que hagan ellos lo que quieran". Quizás -esperamos que no- algún día, ya por cansancio, nos toque asumir esa actitud tan poco constructiva, pero no es lo que haremos por el momento. El camino es largo y difícil, pero alguien tiene que transitarlo y ahora, más que nunca, nuestro país necesita caminantes decididos y motivados, no de aquellos que buscan el atajo hacia la comodidad.
@@@
Aceptamos las críticas y las observaciones, incluso el error de una palabra (aprobada en lugar de propuesta) en el caso de Templado, pero el problema continua y continuará. Nadie renunciará a la Comisión ni se harán modificaciones que son necesarias. Se correrá en Santa Rita la Copa "El Gran Sol" esta semana, violando el Reglamento Nacional de Carreras, pero esto no es del interés de la Comisión de Carreras, que tiene carácter nacional. La Copa para Oropeza Ciliberto también se mantiene, pero no la de Starship Miss, ni las otras que se han planteado, pero de igual manera nosotros seguiremos insistiendo en el tema y presentamos a continuación una lista, que es apenas un abreboca, de nombres que esperamos sean algún día considerados por su valor hípico, antes que por los interesantes o amiguismos de aquellos que manejan cierto poder en el momento.
@@@
Entre los personajes, es fundamental considerar a Balsamino Moreira, Vittorio Catanese, Jorge Coll Núñez y José Rafael Ball. Los dos primeros, profesionales que hicieron de Venezuela no sólo su casa, sino además el escenario de inolvidables triunfos que alimentaron de manera invalorable la historia de nuestro hipismo. Jorge Coll Núñez es quizás un nombre poco conocido para la mayoría, pero no por ello el hipismo deja de tener una gran deuda con él por su trabajo de organizar el Stud Book y esa biblioteca -en un tiempo admirada en todo el continente- que hoy lleva su nombre. Gracias  a Coll, nuestro hipismo pudo ganar reconocimiento y aprobación de los organismos internacionales y entrar así en el concierto hípico mundial. Por su parte José Rafael Ball, "jota-erre", fue un periodista con múltiples facetas, que nos dejó un gran legado con sus libros, publicados en la década los `80 por Cavepro. Esos libros son hoy una de las fuentes de consulta más importantes con que contamos y sin duda algunas tienen una significación extraordinaria para el hipismo que ameritan un reconocimiento como el que durante bastante tiempo le hicieran a Francisco Andrade Álvarez.
@@@
Aunque no apoyamos la tendencia rotativa de las Copas, entendemos que esa es la tendencia generalizada y por tanto consideramos que es el momento de plantear formalmente una propuesta que el año pasado hiciéramos a la Comisión de Carreras: crear una especie de "Salón de la Fama" del hipismo venezolano a través de los nombres de Copas, designando cada año nuevos nombres de personas y de equinos cuyo aporte al hipismo fue relevante. Cada año se elevaría al rango de Copa -y con ello de alguna manera se consideraría miembro de un Salón de la Fama que nunca ha sido posible mantener en nuestro país- a 1 jinete, 1 entrenador, 1 caballo y 1 yegua, además de otro personaje que pudiera bien ser un criador, propietario, periodista o de cualquier otra actividad pero que haya sido capaz de aportar algo, en cualquier época. Para establecer este sistema, sería fundamental no sólo crear un reglamento coherente, sino además nombrar una comisión especial en la que participen grandes conocedores de la materia hípica y que sean éstos los únicos encargados de la designación de los nuevos nombres, aunque dependerían de una instancia superior para dar la aprobación final.
@@@
Entre los equinos, son demasiados los nombres marginados, y esto a su vez deja en evidencia nombres que están de más. Hay Copa "Torrejón", pero nunca hubo una "Negresco", que tuvo logros muy similares, pero además un récord de pista en una de las mejores carreras de la historia. Hay una "Ta'Fino", pero no hay una para Canelo, aquel luchador de mil batallas, que le ganó a los importados el "Internacional de las Américas" y que además se convirtió en el primer caballo nacido en nuestro país en producir un millón de bolívares. Hay una "Tapatapa" pero no una Nick Daughter. ¿Qué pasa con aquellas grandes yeguas importada de los "años dorados". En fin, no haremos comparaciones pero hablaremos de los ausentes, que no son pocos.
@@@
Es decepcionante saber que en Valencia sí se reconoció alguna vez a esos grandes caballos injustamente marginados en el escenario de sus grandes éxitos: La Rinconada. Canelo, Negresco, Trinycarol, Lavandero y muchos otros tuvieron carreras selectivas durante un corto tiempo en Valencia, pero jamás en Caracas. Canelo y Lavandero, además de Negresco, Sweet Candy (por su gran éxito como Semental en los Estados Unidos) tienen que ser parte de la lista selectiva, y Trinycarol (ya tiene Copa en el 2000) debería tener un Clásico, por todo el
status mundial que le brindó a nuestro país. Grandes campeones de época reciente, como Don Fabián (5 veces campeón, 2 veces Caballo del Año) y Prime Tip (Campeona en las 4 temporadas en que compitió), Winton y hasta Abisinia, que sin ser una Campeona logró una hazaña sin precedente que sólo vino a ser superada más de 15 años después por algún corredor criollo: figurar en los tres primeros puestos en un clásico en los Estados Unidos (2ª en Las Flores Handicap de 1982). Inolvidables ganadores del "Simón Bolívar" como Don Florestán, Straightway o McKenna's Gold, Chateaubriand (una vez se le corrió en Valencia¿?). La criolla Vélika, el gran Viviani, los ganadores criollos del Clásico del Caribe y en fin, la lista es larga y por tanto nadie podrá decirnos que hay pocos nombres de donde escoger. Simplemente hace falta establecer un reglamento para evitar las manipulaciones que han estado cometiendo y convocar a la gente que conoce para que se hagan las designaciones con base y con argumentos.
@@@
No aspiramos tener de un día para otro un "Salón de la Fama" como el de Saratoga, pero definitivamente tenemos que rescatar la historia de nuestro hipismo. Utilizar el tren selectivo para hacerlo es nuestro planteamiento, para de alguna manera iniciar el proyecto y poder ir estableciendo, con un criterio bien sustentado y sin mezquindades ni manipulaciones, qué nombres deben formar parte de él.
@@@
Recibimos buenos comentarios sobre el crucigrama que publicáramos la semana anterior, pero ningún modelo de parte de algún lector para mantener la vigencia de la sección, al menos por este número. También nos llegaron algunas quejas porque el crucigrama era "pequeño y muy fácil", lo que ojalá no sea tan evidente en aquellos que podamos publicar con otra autoría distinta a la nuestra. La sección de Preguntas regresará pronto, y también estará dependiendo de la participación de todos ustedes, bien vía fax o por el correo electrónico.
@@@
Nos complace anunciar esta semana que nuestra empresa Hipicómputo 2000 ya está en el ciberespacio, preparándonos para ofrecer la mejor información posible para los hípicos de Venezuela y el mundo. La construcción de esta página será todo un proceso que irá creciendo con el transcurrir de los días, pero ya podrán encontrar mucho que ver en www.hipicomputo2000.com, la cual, esperamos, se convertirá en una gran vitrina del hipismo venezolano para el mundo, al estilo de lo que es Equibase -guardando las distancias- o Brisnet.com. Hipicómputo 2000 ha sido la encargada de colocar y mantener a ¡Hipódromo! en Internet, además de ofrecernos esas estadísticas que publicamos durante todo 1999 y que seguiremos haciendo en el 2000, comenzando desde la próxima semana. Para nosotros es motivo de gran orgullo tener presencia en Internet de esta manera y solo esperamos, desde ahora, poder cumplir con todas las expectativas y metas trazadas.
@@@
Publicamos los ganadores del
Eclipse Award, el gran galardón de los Estados Unidos que se entrega con una gala al estilo del Oscar. Podemos hablar de pocas o quizás ninguna sorpresa en los resultados de la votación final, con la participación de periodistas del Daily Racing Form, de la National Turf Writers Association y de los comisionados de carrera de los hipódromos que son miembros de la National Turf Racing Association, la gran organización que maneja la parte macro del hipismo de los Estados Unidos y que desde el año pasado asumió la organización y comercialización del evento. En Venezuela, con nuestro Premio Burlesco, estamos lejos de al menos enrumbarnos por el camino del Premio Eclipse, entre otras cosas por falta de una organización activa que lo respalda y por la evidente falta de voluntades, que es lo peor con lo que nos podemos enfrentar. Será todo un reto poder organizar un acto, aún modesto, para otorgarle el justo y merecido reconocimiento a los Campeones del '99 en Venezuela. Los del Eclipse, están en el cuadro que mostramos en estas mismas páginas.
@@@
Lo de las invalidaciones llega a un extremo realmente insoportable. Ni lo hemos entendido ni lo entenderemos jamás. ¿Es que acaso no depende el hipismo de las apuestas que se hagan?. ¿Por qué evitar entonces que se haga con los animales que potencialmente atraerían mayor cantidad de apuestas?. Es falso que el I.N.H. gane o deje de perder con las invalidaciones, lo cual queda más que claro cuando evaluamos resultados: de 172 animales invalidados en el '99, apenas 45 ganaron. Más aún, hubo más "no figuradores" que ganadores en la lista, y por tanto fue mucho el dinero que dejó de entrar por el capricho y la falta de capacidad para resolver los problemas que están exclusivamente asociados a handicap, programación y distribución de premios. Con invalidar caballos lejos de resolver algo estamos creando nuevos problemas, pues esto nos lleva el tema del respeto al aficionado y las reglas claras de juego.
@@@
Aunque está claro que el I.N.H. tiene toda la potestad para invalidar caballos, carreras o programas completos, la realidad es que este tipo de situaciones -especialmente cuando la acción viene a última hora- es altamente perjudicial para a imagen del hipismo y lo que genera es mayor incertidumbre y situaciones desagradables. ¿Qué pasa con la gente que apostó temprano, sea a ganador, placé o cualquier jugada combinada, a un caballo que luego resulta invalidado, o en una de esas carreras que ahora invalidan?. ¿Qué pasa si la apuesta realizada es acertada?. El I.N.H. moralmente no tiene el derecho a darle un trato como éste a los pocos clientes que le quedan, pues devolver el dinero o obligar al apostador a jugar con el "número siguiente" en las apuestas combinadas, de ninguna manera compensa al apostador que hizo una inversión ajustada a los reglamentos vigentes pero que luego, de buenas a primeras y sin que este apostador tenga responsabilidad en el mal manejo que hacen las autoridades, le anulan su apuesta y deja de ganar simplemente por un capricho o una improvisación.
@@@
Nunca hemos querido entender en Venezuela, dentro o fuera del hipismo, que el cliente es el centro de cualquier negocio y que con malos tratos no se llega a ninguna parte. En esos locales con el famoso letrerito de "Se reserva el derecho de admisión", la ley le permite al dueño del establecimiento sacar a cualquier persona de su propiedad, pero es evidente que el expulsado, por la razón que sea, dejará de ser cliente de ese negocio. En el caso de las invalidaciones es lo mismo: la ley, el reglamento de carreras, contempla las acciones que están ejerciendo las autoridades, pero dentro de esas acciones está implícito un trato muy negativo a los clientes que a la larga se traduce en pérdidas. ¡Qué diferencia tan abismal nos separa de un hipismo de avanzada como el de Estados Unidos!. Ejemplos sobran, pero traemos dos a colación que son bastante recientes y que quizás nos permitan una ilustración bien clara de lo que hablamos. Seguramente muchos de ustedes recuerdan aquel incidente en un hipódromo de Nueva York en el que un aficionado, en plena recta final de un importante clásico que iba ganando fácilmente Yes It's True, se lanzó a la pista queriendo agredir a dos posteriores ganadores del
Eclipse Award: el jinete Jorge Chávez y su conducido el excepcional sprinter Artax. Afortunadamente el aficionado no logró su cometido, pero ocasionó cierta distorsión en la carrera y algunos tropiezos, por lo que las autoridades decidieron devolver todo el dinero apostado a Artax, que a esas alturas de la carrera igual lucía sin chance, pero entendieron que la transparencia y el respeto a la afición está primero que nada. Bueno dejar claro, que los boletos de Artax, con el incidente o no, eran perdedores, pero ante una situación totalmente irregular, se actuó pensando primero en el aficionado. Esa decisión, tomada por los comisarios, no tardó más de 15 ó 20 minutos.
@@@
El segundo ejemplo sucedió la semana pasada en
Gulfstream Park, luego de que los jinetes se negaran a correr al detectar, antes de disputarse la segunda carrera del día, unos pequeños desniveles cercanos al poste en el que se inician las carreras de 1400 metros. Tales desnivelen fueron provocados por el uso de las rastras, y fueron inmediatamente atendidos y solucionados por las autoridades del hipódromos. Sin embargo, no pudieron evitar que se pasara la hora de la segunda carrera y por tanto decidieron suspenderla y reanudar el programa desde la tercera, la cual incluso fue adelantada en su horario. Las apuestas combinadas relacionadas con otras carreras, como el doble ganador (Carreras 1 y 2), el primer Bet3 (1, 2 y 3) y el segundo Bet3 (2, 3 y 4) fueron pagados considerando todos los números ganadores en la segunda carrera, pero igual generando dividendos extraordinarios: el doble ganador pagó US$19.60, el primer Bet3 pagó 99 y el segundo Bet3 55 dólares. Lejos de perjudicarse, los aficionados resultaron favorecidos por la falla de los encargados del mantenimiento de la pista. En Venezuela, cuando se equivocan las autoridades, la pagan los apostadores, y lo peor es que siempre aceptamos ese tipo de situaciones como normales. ¡Hasta cuándo!.
@@@
Sagthun registra su primer trabajo oficial en poco menos de 10 meses desde su lesión y posterior muy pausada recuperación, primero alojado en el Montesacro Farm de Kentucky, propiedad del venezolano Oscar Benavides, y luego en un Centro de Entrenamiento en Florida. En la pista de Hialeah, el campeón criollo trabajó 600 en 36"3, trabajo muy llamativo que nos indica además que muy bien pudieran coincidir en fecha cerca la reaparecida de Sagthun con el debut en los Estados Unidos de otra campeona del "María Blanca", Saga. Blue Devil aparentemente ha pasado por algunos problemas, que sin embargo no se espera sean demasiado graves, mientras que de Strubinger podemos decir que trabajó 800 en 47"3 en la pista de Belmont Park, impresionando bastante. High Security estaría corriendo este miércoles en un allowance de US$45.000 en Gulfstream, quizás la antesala a su regreso a Venezuela ya anunciado para el mes de marzo. Beakris debutó en las manos de Manuel Medina, quien la reclamara en su más reciente compromiso, y lo hizo llegando sexta pero bastante cerca en un reclamo de US$20.000. Lomaxti llegó cuarto a seis cuerpos el domingo, corriendo un reclamo de US$10.000 con la monta de Douglas Portillo. Impresionante campaña cumple Ramón Alfredo Domínguez en Laurel Park, hasta el sábado ubicado en el tercer lugar de la estadística con 11 victorias, a 3 apenas del líder pero con un significativo número menor de actuaciones, pues tiene 47 contra 76 del que lidera y 81 del que va segundo. Domínguez terminó quinto en Delaware, acumulando 73 triunfos y casi 2 millones de dólares en producción, en poco más de 6 meses. Castellano, Javier José, está guapeando en Gulfstream, con 9 victorias  y ubicado en el octavo puesto, igualado con Pat Day y Robbie Davis y detrás de ese gran grupo de luminarias de la fusta. Edgar Prado adelante, sobre Jorge Chávez -dos peruanos-, Mike Smith, Jerry Bailey y John Velásquez, Shane Sellers y José Santos. Hasta la próxima.


CORREO-E

PREGUNTAS

ESCRIBEN NUESTROS LECTORES

TRABAJOS ESPECIALES

CRIOLLOS EN EL EXTERIOR

TRAQUEOS CARACAS

TRAQUEOS VALENCIA

COLUMNA: LA ACTUALIDAD DEL HIPISMO

COLUMNA: HABLAN
LOS CABALLOS

COLUMNA: TIPS HÍPICOS VALENCIANOS

COLUMNA: ASÍ LO VI … DESDE LA TRIBUNA

COLUMNA: DESDE EL ZULIA CON ...