Make your own free website on Tripod.com

LA ACTUALIDAD DEL HIPISMO

JAIME CASAS

EDITORIAL

TREN SELECTIVO

Leer anteriores

ESTADÍSTICAS

Generalmente cuando reseñamos algún gran evento dentro del hipismo hablamos de los ganadores: el purasangre, el jinete, el entrenador, el propietario, el criador. Esta vez vamos a comenzar al revés, sencillamente porque la demostración que brindó Yerbamora el pasado sábado, en la Copa "Ségula C.", la convirtió en la estrella de la carrera, aún por encima de su compañera de divisa y de cuadra Solanda.
@@@
Ambas potrancas tienen su historia. De Solanda ya hemos hablado en ocasiones anteriores, mencionando que fue operada por el Dr. Carlos Larrazábal -cuando apenas tenía un mes de nacida en el haras La Quebrada- para colocarle una grapa en su mano derecha, por lo que su campaña con 9 triunfos (3 selectivos) y casi 30 millones en producción habla con contundencia de la gran clase y corazón que tiene esta hija de Slewbop en el ganadora clásica Grado 1 y récord-horse de la milla Madrileña. La historia de Yerbamora es distinta, pues no está relacionada con lesiones ni defectos de malformación, aunque tiene otros matices de mucho interés, comenzando por que fue casi un milagro lograr la preñez del semental Tilt the Stars, un padrillo con un poder transmisor indiscutible, ratificado con varios buenos corredores nacidos en los Estados Unidos entre una muy reducida producción (Oh Nellie, por ejemplo, es ganadora de Grado en EUA y en Inglaterra llegó segunda en las 1000 Guineas), pero con muchos problemas para preñar. De hecho, Nuvant, madre de Yerbamora, viajó desde La Quebrada junto con otras dos yeguas a servirse con este semental en el Haras San Francisco y fue la única que regresó preñada.
@@@
Nuvant fue una yegua que Rafael Branger compró en Estados Unidos "por accidente" (una equivocación que le costó más de US$50.000 en 1989) y que en cinco productos previos, aún cuando dio buenas ganadoras como Miss Morocota y Alcaldesa, no era mucho el crédito que había ganado, y eso era algo que no parecía iba a cambiar mucho con el nacimiento de Yerbamora. Nuvant murió después del parto, quedando Yerbamora huérfana -como Domingos, reciente campeón de La Quebrada-. Siempre lució como una potranca "chiquita y fea" (¡Cuántas historias de chiquitos y feos que luego han sido grandes campeones!) y además con tardía osificación, lo que ameritó que, en el Haras, le colocaran unas plantillas magnéticas para ayudar a que desaparecieran las lagunas en sus sesamoides. Con tan dramática gestación, nacimiento y desarrollo, nunca su criador Rafael Branger se planteó llevarla a subasta, y más aún, fue el único animal de esa generación que nació en 1996 en el Haras La Quebrada que no fue nominado para los premios de criadores, por lo que ahora sólo tendría cabida en el "Pote Multimillonario" pagando una millonaria inscripción suplementaria.
@@@
Yerbamora, ya en el hipódromo, a nadie podría impresionar. Luis Martín se resignó al recibirla en su cuadra, siendo su preferencia la hermana de Solanda, posteriormente llamada Granada, ganadora del "Gran Premio Unicría" con el entrenamiento de Julio Ayala este mismo año y con los mismos colores de "La Quebrada". La historia cuenta que Branger, una vez culminado el proceso de doma, le pidió a Luis Martín tres meses más de tiempo antes de comenzar el entrenamiento, período que al parecer fue clave pues Yerbamora logró "más cuerpo" y una madurez que ahora la proyecta de manera extraordinaria: fueron cuatro triunfos en calidad de invicta, cada uno más convincente que el anterior, y un debut selectivo con apenas 5 días de intermedio, en el que fue capaz de superar un tropiezo en la partida , luego tomar la punta y terminar perdiendo en tiempo de 96" para la milla apenas a un cuerpo de una Solanda que ya es toda una veterana en esto de los enfrentamientos selectivos.
@@@
Da la impresión de que aún queda mucho para terminar de escribir esta historia de Yerbamora, y probablemente toque hacerlo en inglés pues Estados Unidos parece ser la ruta a seguir, de acuerdo a lo manifestado por su criador y propietario, quien desde hace ya bastante tiempo ha coqueteado con la idea de llevarse alguno de sus tantos buenos corredores a cumplir campaña en ese país pero que hasta el momento nunca lo hizo. Destino similar, ya con trámites mucho más adelantados, le toca al líder de la generación dosañera -también de La Quebrada- Blue Devil, el que supuestamente estaría viajando luego de su participación en el "Antonio José de Sucre", donde con una victoria consolidaría el campeonato.
@@@
Con Blue Devil, la empresa está a cargo de quien ha demostrado ser un gran hípico: "Naco" Martínez, el mismo promotor y financista, aquel año '92, del viaje de Catire Bello y que luego, como propietario, también se llevó a su Citation Five, que lamentablemente murió luego de ganar -en empate- en su tercera actuación en ese país. Aquellas experiencias anteriores fueron movidos por ideales de competencia, de medir y valorar al purasangre criollo en el exterior y el querer abrir un nuevo mercado para la cría nacional. Ahora, sin embargo, aunque probablemente exista algo de esos ideales, la triste realidad es que Estados Unidos es actualmente una "vía de escape" para hípicos que no quieren pasar por esa tan destructiva experiencia de que le duerman un animal de tal valía o de verlo quedarse en la pista por el pésimo estado en que esta se encuentra. Esta reflexión debería ser muy bien evaluada por las autoridades actuales, que al parecer sólo piensan en la recuperación del I.N.H. (luego Sunahip) sin darse cuenta que el hipismo es sostenido por inversiones como las de Rafael Branger y Naco Martínez -entre muchos otros- y que las principales acciones de recuperación deberían estar orientadas precisamente a atender este sector de criadores y propietarios (más la afición, que son los que apuestan). Si nos quedamos sin caballos, ni el I.N.H. ni la Sunahip tendrían nada que administrar.
@@@
La edición número 16 de la
Breeders' Cup fue un gran éxito, con una significativa asistencia de más de 42 mil aficionados en un hipódromo muy pequeño como Gulfstream, y una recaudación de apuestas superior a los 90 millones de dólares. Los resultados poco ayudarán para definiciones campeoniles, por lo que la situación, en este sentido, luce muy similar en los Estados Unidos y en nuestro país. ¿Caballo del Año? ¿Campeón tresañero? ¿Campeón Dosañero? ¿Campeón Gramero?. Títulos que parecían definidos como el de Silverbulletday como mejor tresañera y Chilukki como dosañera apenas si se mantienen, por la irregularidad de sus rivales, y el de Artax es el único que parece consolidarse, como mejor sprinter al lograr su tercer Grado 1 y tercer récord de pista en el año.
@@@
Lo mismo sucedió en Venezuela con el "Simón Bolívar". Extremadamente complicado luce el panorama para definir un Caballo del Año o un Campeón tresañero. Incluso, con el resultado del "Bolívar", hasta tambalea el título de mejor yegua madura que hace 2 semanas parecía 100% en manos de Beyavirmay. Esta ha sido una temporada bien especial, en la que las lesiones han atacado como nunca a los mejores animales (siempre los que más se emplean son los más propensos a verse afectados), lo cual se combinó con una que otra muerte de prospectos en ciernes y el viaje de los dos mejores tresañeros a los Estados Unidos, como Sagthun y Strubinger, que a comienzos de año nos habían brindado una gran emoción con su enfrentamiento en el "Francisco de Miranda" pero que luego nos "abandonaron" asestándole un duro golpe al espectáculo local. A estas alturas, únicamente parece claro el título de mejor tresañera para la Triplecoronada Starship Miss, y están por definirse los correspondientes a los dosañeros: Go For Money está lesionada y podría ser destronada por Saga si ésta gana el "Ciudad de Caracas", mientras que Blue Devil debe ganar al menos el "Sucre", pues luego queda el "Comparación", que es el más importante, y King Roby podría sumar algunos puntos de más. Blue Devil, invicto como está, bien pudiera colarse entre los candidatos a "Caballo del Año" como lo fue Templado siendo dosañero en 1995, pero su viaje, sin haber corrido el "Comparación" en Venezuela, parece alejarlo de esa posibilidad.
@@@
La carrera de High Security, el viernes en el día inaugural del
meeting relámpago de Gulfstream Park, fue una excelente demostración para el criollo. En principio, porque no era una carrera fácil, en la que el ganador resultó ser Rock and Roll, un muy bien clasificado hijo de Cure the Blues que estaba nominado para correr la Breeders', y su nombre aparecía tanto en la Sprint como en la más importante, la Classic. High Security salió a pelear la carrera desde temprano y, a decir de su entrenador Alí Ayubi, estuvo hasta los 100 finales "fajado" por la victoria, pero perdió posiciones hasta caer quinto a poco más de 5 cuerpos del ganador, el cual empleó 102"4 en los 1700 metros del recorrido. El A.P. Indy Stakes, clásico de US$75.000, resultó a nuestro parecer un buen examen para High Security, que ahora deberá correr -y ganar- en algún allowance, seguramente manteniéndose en el tiro intermedio para en poco tiempo intentar en algún otro clásico.
@@@
Publicamos, como anunciamos, las estadísticas de nuestra empresa Hipicómputo 2000 (hipicomputo@cantv.net), lo cual ha sido costumbre desde el inicio de este año 1999. Están actualizadas hasta la jornada del sábado. Para la próxima edición esperamos tener lista la recopilación sobre las votaciones sobre los mejores caballos de la historia hípica en Venezuela y las mejores carreras disputadas en nuestro país. Aún tienen algunos días para enviar su votación, seleccionando 10 animales de cualquier sexo u origen y 5 carreras que consideren son las más importantes en la historia. Disponen del fax o el correo electrónico que aparecen al comienzo de esta columna, o de un formulario dispuesto en nuestra página Web (http://members.tripod.com). Continúan en cola trabajos de nuestros lectores Nelson Maan ("La Generación de 1957") y Juan Macedo ("Clásico Latinoamericano de Jockey Clubes"). En ambos casos podemos dar fe de que son materiales con mucha calidad y que, afortunadamente, no pierden vigencia, por lo que la falta de espacio que nos ha impedido publicarlos antes, no les resta nada. Le corresponde esta semana a la segunda parte el artículo de Abraham Aldana sobre los tiempos, con interesantes razonamientos y conclusiones para entender la mejor manera para hacer pronósticos. Daniel Coa, sobrino de Eibar (llamado "veterano" por The Blood-Horse), ganó dos carreras en la jornada del viernes en Churchill Downs, las que pudieron ser tres pero fue distanciando en la décima. Coa, de apenas 17 años, ya se ha construido un buen camino y llama la atención la forma cómo ha experimentado con el cambio de escenarios. Destacó en Calder, lo mismo en Delaware, y ahora anda por Kentucky. Lo celebramos. Publicamos el pedigree de El Gran Sol, tal como lo habíamos ofrecido, atendiendo la petición del lector David Contreras. El Gran Sol correrá el 18 de noviembre el Clásico "Internacional Nuestra Señora de la Chiquinquirá", evento al cual acude por tercera vez, luego de ganarlo en 1997 y protagonizar ese gran espectáculo junto a High Security en el '98, en el cual se generaron extraordinarios récords de apuesta en Santa Rita. Prometemos hablar muy pronto de todo lo que significa el PPC (Puro por cruzamiento), ya que esta semana debimos excluirlo por el eterno problema del espacio. Visión de Luz llegó cuarta el domingo en Churchill Downs, a menos de 5 cuerpos, presentada por Michael Stidham para el Cobra Farm, donde su criadora en Venezuela, Holly de Rincón, tiene participación. El mismo día, pero en Gulfstream, Luna Craft llegó segunda en el Gaily Gaily Stakes, clásico de 1700 metros sobre la grama en el que dejaron marca de 102"1, con Luna Craft a un cuerpo conducida por Castellano y entrenada por Rodolfo García para el Luna Pier. ¿Quién es Luna Craft?. Ya lo hemos dicho, pero lo repetimos: una ganadora clásica hija de Crafty Prospector en la campeona criolla Luna Pier, que está de regreso a Venezuela, con un hijo de Skip Trial nacido en 1999 en haras Los Aguacates. De la semana pasada nos quedaba por reseñar por un lado el triunfo por más de 10 cuerpos (cosa muy poco usual en EUA) de Plenty of Pie, que representó el sexto triunfo en Calder para José Garóffalo y con los colores venezolanos de Enrique Salazar y José Luis García, y por el otro la victoria de Yankee Víctor para el "Enllomar", con monta de Ramón Alfredo Domínguez y entrenamiento de Carlos Morales en Delaware, en un clásico de US$40.000. Hasta la próxima

CORREO-E

PREGUNTAS

ESCRIBEN NUESTROS LECTORES

TRABAJOS ESPECIALES

CRIOLLOS EN EL EXTERIOR

TRAQUEOS CARACAS

TRAQUEOS VALENCIA

COLUMNA: LA ACTUALIDAD DEL HIPISMO

COLUMNA: TIPS HÍPICOS VALENCIANOS

COLUMNA: ASÍ LO VI … DESDE LA TRIBUNA