Make your own free website on Tripod.com

LA BIBLIA
DEL HIPISMO COMENTA

GUSTAVO NOGUERA BRUZUAL

EDITORIAL

TREN SELECTIVO

Leer anteriores

Siempre recordamos la presentación en suelo patrio, específicamente en La Rinconada, de aquella pléyade de grandes jinetes internacionales, que le dieron brillantez a muchas tardes de carreras en nuestro majestuoso óvalo capitalino. Fue como pudimos observar las excelencias de un Ireneo Leguísamo, aquel legendario fusta uruguayo de gran resonancia en la hípica argentina, donde fue multicampeón de su especialidad. Pero quien no recuerda la silla del inglés Lester Piggot, látigo oficial de la reina y uno de los mejores que haya conocido la hípica mundial. Aunque como nos deleitamos con la maestría de aquel Yves Saint Martin, genial fusta francés que se distinguió por su sapiencia sobre un puro de carreras.

Ahora cuando observamos que nuestro espectáculo hípico sufre interrupción a cada momento, motivado a las protestas de caballerizos o jinetes, por el no cumplimiento de lo prometido por el Instituto Nacional de Hipódromos, se nos viene a la mente una serie de cosas. Por lo menos, nuestro hipismo no conocía lo que eran este tipo de eventualidades, pues aquí todo funcionaba normalmente, y en todo caso se resolvía dialogando. Asimismo, la mentalidad de nuestros hípicos estaba enfocada principalmente en lo que era el espectáculo, se cuidaba del mismo, más ahora todo ha cambiado cuando vemos a unos que se dicen ser hípicos y los terminan siendo son jugadores empedernidos que a base de maldad deterioran la imagen de nuestro hipismo.

Han pasado los años y todavía la programación de nuestro hipismo no corresponde a la realidad. Este es un mal que traemos desde tiempos bastante lejanos, no obstante ahora se ha hecho más notorio, cuando un gran corredor por lo menos ve limitada su intervención en pruebas públicas, ya que tras de haber pocas selectivas para correr, en la programación común no consigue prueba alguna que le permita seguir en campaña, para mantener condiciones y seguir aumentando su producción de dinero. Así mismo, lo poco atractivo de los premios, ha hecho que varios de nuestros buenos corredores sean llevados a correr al exterior, donde cualquier bolsa por pequeña que sea supera a las nuestras. O sea que hay que mejorar ambos renglones.

Ahora que vimos a El Gran Sol reverdecer laureles, con una magnífica actuación en el clásico internacional Nuestra Señora de la Chiquinquirá, pensamos que no era idea loca de su dueño traerlo de nuevo a correr como lo hizo. La verdad es que el caballo se notó solvente en todos los tramos de la competencia, para terminar ganando en forma por demás holgada. Había sido su segunda victoria en dicho evento, por un segundo lugar que consiguiera el año pasado, en prueba ganada por el campeón zuliano High Security. Con esto El Gran Sol alcanzaba los 175 millones en dinero producido, para seguir liderizando a los mayores productores de dinero en Venezuela.

ESTADÍSTICAS

CORREO-E

PREGUNTAS

ESCRIBEN NUESTROS LECTORES

TRABAJOS ESPECIALES

CRIOLLOS EN EL EXTERIOR

TRAQUEOS CARACAS

TRAQUEOS VALENCIA

COLUMNA: LA ACTUALIDAD DEL HIPISMO

COLUMNA: TIPS HÍPICOS VALENCIANOS

COLUMNA: ASÍ LO VI … DESDE LA TRIBUNA