Make your own free website on Tripod.com

LA BIBLIA
DEL HIPISMO COMENTA

GUSTAVO NOGUERA BRUZUAL

EDITORIAL

TREN SELECTIVO

Leer anteriores

Y el pasado lunes 1° de noviembre se cumplieron 30 años de la hazaña conseguida por el castaño argentino Chateaubriand, cuando se convertía en el primer purasangre en alcanzar el millón de bolívares en producción en la hípica venezolana. Aquel Chateaubriand, era un hijo de Chivarly II en Petronila, que siempre corrió para las sedas del Stud Raga, la misma gente del campeón criollo Victoreado, habiendo estado alojado durante su campaña pistera en la cuadra ocho de Domingo Noguera Mora. Este caballo fue un ganador de 18 carreras, cuatro de ellas pruebas clásicas, a saber: Internacional de las Américas (66), Jockey Club (66), Simón Bolívar (67) y Presidente de la República (69).

Pero es que el mes de noviembre está lleno de grandes acontecimientos en la hípica venezolana, si recordamos que un 12 de noviembre de 1997 el campeón criollo El Gran Sol arribaba a la increíble producción de cien millones de bolívares en premios. Todo ocurrió en el hermoso óvalo zuliano de Santa Rita, donde el caballo conseguía una rotunda victoria en la edición del Clásico Internacional de la Chinita de ese año, lo hacía con Douglas Valiente encima. Culminada su campaña, ya lo veíamos con una producción de más de 164 millones de bolívares, como líder absoluto de los purasangres mayores productores de dinero en Venezuela. Será difícil por los momentos darle alcance en este renglón.

La pasada semana se corrió en La Rinconada la Especial Cañonero, en homenaje a aquel glorioso ejemplar de origen norteamericano, que con bandera venezolana llegó a ganar los dos primeros pasos de la triple corona norteamericana, sea entonces la ocasión propicia para destacar tal acontecimiento. Este hecho ocurrió un mes de mayo de 1971, cuando tildaron de loco a su dueño, Don Pedro Baptista, por emprender tal aventura, pero el resultado le dio la razón a aquel entusiasta inversionista hípico. Lo cierto es que Cañonero, con campaña en Venezuela de seis primeros en diez presentaciones, con nuestro Gustavo Avila encima logró hacer suyo el Kentucky Derby y el Preakness Stakes.

Y se volvió a repetir el caso del distanciamiento en el Simón Bolívar, donde nuevamente se vio beneficiado el entrenador Agustín Bezara, aunque en esta ocasión, el jinete que se favoreció la vez anterior, Rafael Torrealba, fue el causante del "problemita" que originó el distanciamiento. A diferencia de la primera vez que esto sucedió, que fue en la edición del 87, cuando Gallardete con Tovar fue distanciado al segundo lugar, en esta oportunidad no ameritó mayor discusión entre los comisarios, quienes casi de inmediato procedieron al distanciamiento, la evidencia estaba muy clara. En el caso de Gallardete, apenas fue un leve cruce realizado por su jinete sobre aquel Aragonero.

ESTADÍSTICAS

CORREO-E

PREGUNTAS

ESCRIBEN NUESTROS LECTORES

TRABAJOS ESPECIALES

CRIOLLOS EN EL EXTERIOR

TRAQUEOS CARACAS

TRAQUEOS VALENCIA

COLUMNA: LA ACTUALIDAD DEL HIPISMO

COLUMNA: TIPS HÍPICOS VALENCIANOS

COLUMNA: ASÍ LO VI … DESDE LA TRIBUNA