Make your own free website on Tripod.com

EDITORIAL

Leer editoriales anteriores

EDITORIAL

AL RESCATE DEL PERIODISMO HÍPICO

Siempre hemos dicho que una buena parte de la responsabilidad por la situación inmerecida que vive actualmente el hipismo venezolano, la tienen los medios de comunicación. No se trata de hacer señalamientos específicos o herir susceptibilidades, ni muchos menos provocar enfrentamientos innecesarios que en nada contribuirían a mejorar un poco la situación. Simplemente pretendemos que se asuma con un poco más de profundidad el papel fundamental de los medios de difusión.
Lo que se ha llamado la "prensa hípica" está en crisis, y esto es desde hace ya unos cuantos años. La dinámica de la información prácticamente quedó reducida a tres puntos: la cobertura de las acciones del Instituto Nacional de Hipódromos, con noticias que generalmente nada tienen que ver con el hipismo real, limitadas al ámbito administrativo; como segundo punto tenemos las denuncias de irregularidades en carrera y finalmente sencillamente la entrevista para el dato, o el comentario-pronóstico. Nos atrevemos a afirmar que más del 95% de lo que se escribe o se dice tiene este enfoque, y eso es algo que verdaderamente debería llamar a una seria reflexión de todos quienes de alguna manera estamos involucrados en esto.
El hipismo necesita difusión, como parte fundamental para su subsistencia. Es imprescindible que nuevamente se hable de caballos, de hipismo. Ya basta de identificar a los programas, transmisiones, folletos y ¡hasta revistas! como "hípicos", cuando realmente su contenido no justifica tal calificativo. Todos dicen ser innovadores, distintos, únicos y cosas por el estilo, pero lo cierto es que el formato es prácticamente el mismo -siempre hay excepciones, aunque pocas, lo que juzgará cada quién-. Es hora de que se rescate la tertulia hípica, la conversación sobre el espectáculo, sobre la cría, sobre los grandes clásicos, sobre la historia, los propietarios y criadores que han sentado las bases para el progreso y desarrollo; que se hable sobre el verdadero protagonista: el caballo. El tema de los datos y las apuestas debería ser sencillamente un complemento -importante, claro está- pero nunca el contenido completo o principal.
En la medida de que se cumplan estos cometido, nuestro hipismo tendrá mucha más vida y se abrirá el camino para una nueva generación que sienta verdadero respeto y admiración hacia este mundo maravilloso que es nuestra pasión diaria.

TREN SELECTIVO

ESTADÍSTICAS

CORREO-E

PREGUNTAS

ESCRIBEN NUESTROS LECTORES

TRABAJOS ESPECIALES

CRIOLLOS EN EL EXTERIOR

COLUMNA: LA ACTUALIDAD DEL HIPISMO

COLUMNA: TIPS HÍPICOS VALENCIANOS

COLUMNA: ASÍ LO VI … DESDE LA TRIBUNA