Make your own free website on Tripod.com

EDITORIAL

Leer editoriales anteriores

EDITORIAL

LAS INVALIDACIONES

En estos días el "síndrome de la invalidación", padecido desde hace mucho tiempo por las autoridades hípicas, parece ir en aumento. Este sistema, que nació hace ya unos cuantos años para proteger al apostador de aquellos caballos difíciles para cuadrar o que tendían a dar mucha ventaja en la partida, luego derivó en un ¿arma? absurda para evitar que se le apueste a los mejores caballos, aquellos que destacan demasiado en su respectivo lote y que supuestamente están "sobrados", no sabemos de acuerdo a la opinión de quien.
Desde el nacimiento de la invalidación, hasta su uso actual, siempre ha sido una estrategia muy similar a la de aquel marido engañado que quiso solucionar su problema botando el sofá en el que su esposa consumaba el acto infiel: en el hipismo, en lugar de establecer medidas que eviten que a caballos "locos" les sea entregado el certificado de doma, los dejamos correr. No importa si con sus "loqueras" retrasan las carreras o molestan a los otros competidores. El "paño caliente" es violar el reglamento para que corra pero que no se le apueste, como si esto fuera lo único importante.
Por otro lado nos conseguimos con el problema de los caballos "sobrados". No se ha considerado mejorar la programación y reagrupar los lotes con criterios modernos y efectivos para que las competencias sean más parejas. Tampoco se ha pensado en cambiar el sistema de repartición para que el pechaje realizado a la apuesta (supera el 40% en ganador y placé, contraste fuerte con el 15% que rige en EUA) para minimizar la posibilidad de esos caballos de "220". La solución es evitar que se le apueste a los mejores, invalidando arbitrariamente cuando cualquiera considera que el caballo está sobrado, incluso a última hora. En el '99, un total de 173 caballos fueron invalidados en los tres hipódromos: 172 corrieron, 64 arribaron fuera del marcador y apenas 45 ganaron, lo que representa apenas un 26%. ¿Hablamos de Solución o de un nuevo problema? ¿Cuánto dinero dejó de recibir el I.N.H. al bloquear las apuestas a los caballos potencialmente más atractivos?.
Últimamente, se ha llegado al extremo de invalidar carreras a última hora para una determinada jugada, luego de que la afición ya ha realizado sus apuestas. El domingo, además, se comenzó a cerrar las taquillas 3 minutos antes de las carreras, que es más insólito todavía: los banqueros, seguramente, sí se mantienen "abiertos" hasta el final, pues entienden que los apostadores son clientes y a ellos se le deben brindar todas las facilidades y nunca limitaciones o incomodidades. ¿Por qué seguir inventando "soluciones" absurdas e incoherentes?. ¿Por qué no trabajar con la mira puesta en mejorar las cosas y llegar a soluciones de fondo?. Lamentablemente, continuamos por el camino del tan negativo facilismo

TREN SELECTIVO

ESTADÍSTICAS

CORREO-E

PREGUNTAS

ESCRIBEN NUESTROS LECTORES

TRABAJOS ESPECIALES

CRIOLLOS EN EL EXTERIOR

TRAQUEOS CARACAS

TRAQUEOS VALENCIA

COLUMNA: LA ACTUALIDAD DEL HIPISMO

COLUMNA: HABLAN
LOS CABALLOS

COLUMNA: TIPS HÍPICOS VALENCIANOS

COLUMNA: ASÍ LO VI … DESDE LA TRIBUNA

COLUMNA: DESDE EL ZULIA CON ...