Make your own free website on Tripod.com

EDITORIAL

Leer editoriales anteriores

EDITORIAL

EL HIPISMO

¿Qué es el hipismo?. Para muchos es una pregunta que no tiene respuesta, y seguramente habrá muchas respuestas distintas a la que nosotros pudiésemos dar, pero la ocasión parece adecuada para que se entienda que el hipódromo no puede seguir siendo visto ni tratado como una casa de juego, sencillamente porque no lo es. Sencillamente porque detrás de cada una de las carreras hay todo un gran mundo extraordinario que nada tiene que ver con las apuestas, que tiene su propia historia, sus propias figuras, sus propias reglas, y todo ello conforma una parte del deporte que en los últimos años ha sido injustamente marginada, no solamente por las autoridades a cargo del I.N.H., sino además por los medios de comunicación, lo que es más grave aún.
Estamos en tiempos difíciles, de eso no hay duda. Dentro del hipismo, deberían ser tiempos de cambio, de fijación de metas y objetivos, de reflexión sobre el papel que cada uno de los que estamos en esto juega. Sin embargo, la realidad es que el cambio no parece estar a la vuelta de la esquina. Cada vez es menor el respeto hacia al espectáculo, hacia al hipismo como deporte con historia, como base de una gran industria generadora de empleo y de beneficio directo e indirecto a cientos de miles de familias venezolanas.
La siguiente pregunta sería ¿Hasta dónde podemos llegar con la realidad actual?. El problema no se limita a la jugada ilegal, que ha llegado a unos niveles realmente alarmantes impulsada por las mismas autoridades, que no tienen capacidad de decisión ni visión alguna para entender que el problema es de competencia. El problema más grave que está a punto de explotar es el de la ausencia de inversionistas, muchos de los cuales, antes entusiastas en nuestro medio, hoy buscan alternativa principalmente en los Estados Unidos, ahuyentados por tantos problemas como bajos premios, mal estado de la pista, poca confiabilidad en el resultado de las carreras, inseguridad, etc. Si se siguen yendo los propietarios y los criadores dejan de producir ¿Cómo se hacen las carreras?. ¿Importación?. ¿Quién compra los importados y quién los mantiene?
Es urgente que la "artillería" del gobierno se dedique a atender los problemas realmente importantes y darle un poco de soporte a los "bastiones" del hipismo, que no son otros que propietarios, criadores y aficionados. Lo demás, simplemente es secundario, y depende de los primero, así que bueno sería empezar con prioridades bien definidas.

TREN SELECTIVO

ESTADÍSTICAS

CORREO-E

PREGUNTAS

ESCRIBEN NUESTROS LECTORES

TRABAJOS ESPECIALES

CRIOLLOS EN EL EXTERIOR

COLUMNA: LA ACTUALIDAD DEL HIPISMO

COLUMNA: TIPS HÍPICOS VALENCIANOS

COLUMNA: ASÍ LO VI … DESDE LA TRIBUNA