Make your own free website on Tripod.com

EDITORIAL

Leer editoriales anteriores

EDITORIAL

40 AÑOS DE LA RINCONADA

Desde aquel domingo 5 de Julio de 1959 han transcurrido ya 40 años. Son muchas las cosas que han sucedido en estas cuatro décadas de historia, largo el camino recorrido, incontables los momentos de gloria y también unos cuantos sinsabores se cuentan.
Las conclusiones, en todo este tiempo, no son precisamente favorables, pero es importante hacer el énfasis en todo aquello que la inauguración de La Rinconada representó para nuestro hipismo, dejando atrás aquella época romántica que distinguió a la actividad hípica nacional en el hipódromo de El Paraíso para dar un paso a favor del modernismo, a favor de la visión del hipismo como una gran industria.
La Rinconada, por su arquitectura moderna y su paisajismo especialmente logrado fue objeto de admiración mundial, ganando incluso premios. En Venezuela, significó el empuje necesario para el crecimiento y desarrollo de nuestra cría y de la consolidación del espectáculo. Pocos meses antes había nacido el Instituto Nacional de Hipódromos (3 de septiembre de 1958) y durante algunos años las cosas marcharon, al menos en apariencia, de muy buena manera, hasta que llegó la política y el rumbo sufrió alteraciones.
Durante un tiempo, el I.N.H. se ocupó de fomentar la cría y promover inversiones, además de su labor social. Eran tiempos en los que los niveles de la jugada eran elevadísimos y los premios entre los mejores del mundo, lo que se mantuvo hasta comienzos de los '80. No eran tantos gremios de propietarios y criadores, pero estos tenían papel protagónico, participando activamente en decisiones que tenían que ver con la hípica y fijando posición ante cualquier acontecimiento. La prensa cumplía cabalmente su labor, resaltando al hipismo como deporte, promoviendo la formación de nuevos aficionados. Era una manera diferente de actuar, todos a favor del hipismo, y durante muchos años hubo prosperidad.
De unos cuantos años para acá comenzó la debacle, cuando el I.N.H. cambió su visión, perdió completamente su autoridad y gobernó la anarquía. Poco después de la construcción del Poliedro vino un complejo deportivo en La Rinconada y un museo; en el estado Nueva Esparta se despilfarraron millones de dólares en instalaciones. El modernismo anteriormente practicado quedó de lado y comenzó el pechaje mayor a la jugada para obtener más beneficios para el I.N.H. y financiar la corrupción reinante, y así se fue llegando a lo que tenemos ahora, una crisis en la que hemos colaborado los gremios y los medios de comunicación por igual, al perder las perspectivas y olvidar los verdaderos objetivos de este deporte, únicamente dándole importancia a la jugada y dejando de lado el espectáculo.
La Rinconada, en este aniversario, merece un cambio, que también será para el hipismo nacional. Un primer paso, sin duda, es entender el sentido del hipismo y luego actuar.

TREN SELECTIVO

ESTADÍSTICAS

CORREO-E

PREGUNTAS

ESCRIBEN NUESTROS LECTORES

TRABAJOS ESPECIALES

CRIOLLOS EN EL EXTERIOR

COLUMNA: LA ACTUALIDAD DEL HIPISMO

COLUMNA: TIPS HÍPICOS VALENCIANOS

COLUMNA: ASÍ LO VI … DESDE LA TRIBUNA